Mate de calabaza

Resultado de imagen para mujer tomando mate

El mate es el amigo fiel de muchas personas, en lo particular de muchos argentinos, en particular el mate de calabaza. Citamos “mate” tanto al líquido como a su recipiente. Esta expresión mece del quechua “mati”, que designa a la calabaza que los indígenas utilizaban para tomar la infusión de “yerba mate”, una tradición que aún perdura.

Es importante saber que cuando se compra un mate es necesario de una curación, la cual consiste en la limpieza del recipiente, sin embargo, este proceso se hace con los materiales que poseen paredes porosas en las que el agua puede penetrar. Técnicamente el proceso de curado en un mate de calabaza consiste en retirar las fibras vegetales del interior de estas, pues tienen un sabor amargo que puede llegar a provocar nauseas, procesos que también se debe aplicar en los mates quemados, los cuales tienen un atractivo olor ahumado y que tienen menos fibras naturales. Se debe tomar en cuenta que existen dos tipos de mate de calabaza el cual es el dulce y el amargo, por ende los procesos de curación son diferentes.

El proceso de curación para un mate dulce consta de los siguientes pasos, primeramente se humedece el interior de esta con un poco de agua, agregando posteriormente azúcar molida, agitando las veces necesarias para que la azúcar pueda quedar adherida a las paredes del mate, luego de este proceso se le agregan dos brasas agitando hasta que estas se apaguen (Este proceso se debe repetir varias veces). Luego de haber seguido los pasos se agrega agua caliente y se le coloca yerba al mate, dejándola reposar durante toda la noche, para que así al siguiente día el mate se encuentre completamente curado.

Con el mate de calabaza amarga los pasos a seguir son diferentes, primeramente se le agrega agua caliente a esta, quitándole las fibras adheridas, posterior a esto se le coloca un cebadura usada, es importante mencionar que se debe agregar un poco de agua tibia a esta para que no se seque la yerba en su totalidad, este paso se hace por unos tres días, de esta forma el mate ya estará absolutamente curado y podrá hacer uso de este.

Es imprescindible curar este artefacto, sobre todo si este está hecho con materia vegetal, pues al hacerlo estaremos extendiendo su vida y quitando impurezas, suciedad y un sabor desagradable que se puede integrar, estos pasos son importantes de seguir a la hora de querer conseguir un sabor y un aroma perpetuo, si no se lleva a cabo este proceso se podría obtener un sabor añejo, un sabor que no sería agradable a nuestro paladar. Si no quieres pasar por este tedioso proceso puedes optar por obtener un recipiente de metal el cual solo tendrá que ser lavado.

Es imprescindible tener una buena higiene con este recipiente ya sea hecho con materia vegetal o este esté fabricado en un metal, ya que al no hacer una buena limpieza o no curarlo bien pueden aparecer hongos en este o pueden transmitirse gérmenes, además de esto no solo el mate debe tener una buena limpieza, si no que también la bombilla que se utiliza para tomar la yerba, ya que esta suele compartirse al significar un signo de amor fraternal o para simplemente relacionarse con otras personas, por lo que también se pueden compartir gérmenes un buen motivo para higienizar adecuadamente esta bombilla.

¿Tienes algo para agregar? Hazlo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: