Leyenda de la yerba mate

Resultado de imagen para mujer tomando mate

Esta planta con dotes asombrosas tiene su origen con los nativos guaraní, quienes pensaban que el árbol de donde se extrae esta yerba era un regalo de los dioses, tal como lo dicta la leyenda de la yerba mate la cual relata sobre una diosa llamada Yasí, la diosa de la luna, la cual amaba bajar a la tierra, transfigurándose en una humana con porte rubio, a esta diosa le gustaba pasear con su amiga Araí diosa de las nubes, que un día paseando por los bosques, fueron sorprendidas por un animal que brotó de entre los fragosidades del bosque dispuesto a dañarlas, entre gritos de exaspero su amiga le exclamo ¡cuidado, a la diosa.

Todo parecía perdido para este par, pues al estar en su forma humana perdían sus poderes. Ya el feroz yaguareté, estaba dispuesto a arremeter contra ellas, pero fue entonces cuando una flecha se clavó en uno de los costados del animal, lleno de ira y sumado en el dolor el animal se dispuso a atacar a la persona que había causado la punzante herida, y entre las florestas, se encontraba un indio anciano con flecha y arco en su mano en espera del feroz animal que arremetió contra él.

Dice la leyenda de la yerba mate que el indio de avanzada edad logro esquivar al yaguareté, con la intensión de cargar nuevamente su arco con una flecha, pero el animal se encontraba sumido en la furia, por lo que ataco nuevamente, sin embargo, el indio al ser más ágil logro que la bestia le pasara por encima sin hacerle daño alguno, y permitiéndole clavar su flecha a un costado del corazón del animal, haciendo que este se desplomara en el suelo, posterior a esto el indio miro su alrededor buscando a las jóvenes que había logrado salvar de la envestida del animal, pero estas en medio de los acontecimientos, lograron ponerse a salvo, transformándose nuevamente en Diosas, el indio entonces extrañado se preguntaba a donde se habían ido.

Al llegar la oscurecer, el heroico indio trepo un árbol para pasar la noche, y sumido en sus sueños las diosas lo visitaron explicándole quienes eran ellas, entre cantos, la diosa Yarí agradeció al hombre, y le dijo que había hecho crecer un árbol en el mundo, que ayudaría a los hombres, la diosa le dijo que llamara a este árbol ca-a y que tostara sus hojas y ramas para consumirla, pues esta era venenosa. Al despertar el indio vio una pequeña planta recién nacida a la cual nombro como las diosas le dijeron, hasta el día de hoy esta reconforta al caído y anima al que cansado esta, estableciendo vínculos de unión, como lo dice la leyenda de la yerba mate.

Si bien es cierto este regalo dado por los dioses hace cientos años, se ha vuelto popular por sus dones nutritivos, y curativos, siendo verdaderamente un regalo de lo más alto, siendo comercializado por varias partes del mundo y muy popular en la argentina, quien es su mayor productor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies