LA TEMPERATURA DEL AGUA PARA PREPARAR MATE PUEDE TRAER CONSECUENCIAS

LA TEMPERATURA DEL AGUA PARA PREPARAR MATE  PUEDE TRAER CONSECUENCIAS

Esta es una buena hipótesis, muchos sureños, argentinos, uruguayos, paraguayos, bolivianos, chilenos, toman mate cada día de sus vidas, será que pueden estar haciendo daño a sus organismos. Para saber esto aprendamos como se prepara el mate y así entrar a la materia que nos toca.

Para preparar un mate cebado se coloca la yerba en un recipiente llamado mate o calabaza, hasta las tres cuartas partes del mismo. Luego se tapa con la mano, se coloca boca abajo y se lo agita (esto hace que las partículas más finas queden en la parte superior, y no obstruyan la bombilla).

Se lo coloca nuevamente boca arriba y se le agrega un poco de agua tibia o fría cerca del borde. El agua debe estar a una temperatura cercana a 80 °C(antes del punto de ebullición).

Se deja reposar algunos segundos (hasta que se absorba el agua) y se termina de llenar con agua caliente, hasta aproximadamente 7 u 8 mm del borde, cuidando de que no se moje la yerba de la superficie.

Luego de uno o dos minutos se ensilla, es decir, se coloca la bombilla tapándole la boca con el dedo pulgar y presionando firmemente hasta el fondo. Siempre tiene que quedar más yerba sobre el lado opuesto de la bombilla.

Se debe tener cuidado de no moverla demasiado, porque podría taparse. A lo sumo se la inclina en sentido contrario de dónde quedó la yerba seca, es decir, para el lado del que va a tomar el mate.

Es importante destacar la temperatura que debe tener el agua a la hora de cebar el mate. En varias provincias de Argentina la temperatura del agua debe ser entre 70 y 90 ℃, es decir antes de que rompa el hervor.

Ahora bien, ahí viene parte del proceso de tomar mate, cuando se le vuelve a colocar agua (cebar), tantas veces como quieras sacarle provecho a la yerba mate. Pero en ese momento puede quedar lavado, se le llama mate lavado.

Lavado es una característica del mate, se refiere a cuando la yerba pierde el gusto por haber sido utilizada ya por cierto tiempo o haber sido cebado cierta cantidad variable de veces. Todo esto siempre con agua caliente.

Ahora bien, un estudio hecho en Uruguay arrojo unos datos interesantes, un aumento del riesgo de cáncer de vejiga asociados al beber de la yerba mate de manera excesiva, cosa bastante frecuente en muchos uruguayos.

También sugiere que el consumo de mate pueda llegar a ser un factor de riesgo para el cáncer de esófago, si se bebe a punto de ebullición (100 °C o a una temperatura muy caliente.

Tal problema ocurre con todos los alimentos si son consumidos muy calientes, debido a la alta temperatura del agua con que suele ser bebido lo cual, con el paso del tiempo, puede llegar a dañar la mucosa esofágica.

Aunque es obvio que si se comen o beben alimentos a elevada temperatura de un modo crónico, las elevadas temperaturas de ingesta pueden provocar enfermedades de todo tipo.

Ejemplo de estas, cánceres de esófago, estómago, lengua, labios y de todo el tracto digestivo superior. No obstante, pueblos tan “materos” como el argentino, paraguayo y uruguayo están libres de estadísticas que en verdad sugieran una presencia destacada de estas enfermedades.

¿Tienes algo para agregar? Hazlo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: