La leyenda de la yerba mate (leyenda guaraní)

Resultado de imagen para mujer tomando mate

Esta leyenda guaraní de la yerba mate es conocida como Caá Yaríi y esta es la versión más precisa que hemos podido encontrar, ya que si buscas la leyenda de la yerba mate encontraras muchas versiones que cambian nombre de los personajes y otros hechos de la leyenda.

Cuenta la leyenda guaraní que las tribus que habíase detenido en las laderas de la sierra en donde tenía sus fuentes el Tebay. Así, dejó después de una breve estadía en el lugar, y siguió su camino a través de las frondas. Ahí, un viejo indio, que estaba agobiado por el peso de todos los años, no pudo seguir a los partieron obedeciendo el espíritu errante de la raza, por lo que se quedó solo en un refugio de la selva en compañía de su hija, la hermosa Yaríi.

Una tarde, cuando el sol desde el otro lado de las sierras comenzaba a despedirse dando sus últimos fulgores, llegó hasta la casa de un extraño persona, que al parecer por su color de piel y por su rara indumentaria, no parecía ser de esos lares.

El viejito de rancho arrimo un acutí al fuego y le ofreció de su deliciosa carne al extraño visitante. El más preciado plato de los guaraníes, el tambú, el dueño de la casa brindó con su huésped.

Al recibir todas esas cálidas atenciones y demostraciones de hospitalidad, el visitante quiso, que no era otro que un enviado de Tupá, recompensar a los generosos moradores de la vivienda, dándoles el medio que pudieran siempre ofrecer generoso agasajo a sus invitados, y para alivianar las largas horas de soledad, en el refugio escondido en la cabecera un hermoso arroyo.

Así, hizo brotar una nueva planta en la selva, nombrando a Yaríi “Diosa protectora” y a su padre, custodio de la misma, enseñándoles a “sapecar” las ramas al fuego, y a preparar la exquisita y amarga infusión, la cual constituirá la delicia de todos los visitantes a los hogares misioneros.

Bajo la tierna protección de la joven, que fue desde aquel entonces Caá Yarií y bajo la severa vigilancia del viejo indio, que fue llamado Caá Yará, crece una lozana y nueva planta, con sus hojas y tallos se preparará el mate, que hoy es una gran expresión de hospitalidad.

Esa es la leyenda de la yerba mate con algunos cambios ligeros para que su lectura resulte menos complicada y más sencilla para todos, especialmente para aquellos interesados que no se les facilite la lectura.

La leyenda nos cuenta y nos da una explicación de por qué el mate, hoy en día, es considerado como una infusión que muestra hospitalidad con nuestros invitados y por qué es considerada como una infusión para compartir con los demás.

Hay más leyendas del mate, pero creemos que esta es la mejor y la que explica más claramente ciertos aspectos de la historia del mate y la forma en la que los indígenas guaraníes veían la yerba.

Palabra clave: leyenda de la yerba mate

¿Tienes algo para agregar? Hazlo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: