Cómo se cura un buen mate

Cómo se cura un mate

El mate es una exquisita yerba que ha logrado hacerse famosa en diferentes países pertenecientes a la zona sur del continente Americano, puesto que se trata de una planta que cuenta con una gran cantidad de beneficios para la salud, pero hay que tener en cuenta que no todos los mates se curan, y que para curarlos hay que seguir instrucciones.

¿Cómo se pueden curar mates de madera?

El único mate que debe ser curado es el mate de madera, y también se debe saber cómo curar mates de madera, ya que los mismos son los más utilizados, puesto que este proceso no es necesario en los de aluminio, plástico, vidrio o metal.

Para saber como se cura un mate es necesario que se tomen en cuenta ciertas recomendaciones, puesto que es un proceso necesario para evitar que la yerba se raje cuando se está empezando a utilizar.

Procedimiento para curar mates

Para curar un mate de madera se deben aplicar ciertas técnicas, puesto que existen diferentes maneras de curarlo según los resultados que deseen obtenerse y el material con el que cual se encuentre hecho.

En el caso de estos mates de madera y saber como se cura un mate, hay que saber primeramente si se desea obtener un mate dulce, ya que en este caso lo primero que se deberá hacer es humedecer el interior del mate con agua de la canilla, así que se debe echar dentro del mate un poco de azúcar, para que posteriormente el mismo se sacuda.

Al sacudir el mate nos estamos asegurando de que el azúcar está cubriendo completamente las paredes de la yerba, y luego simplemente se debe dejar reposar al mate hasta que el mismo esté completamente seco.

Después de asegurarnos de que el mate haya secado, podremos proseguir a enjuagarlo con agua caliente, tomando en cuenta que la misma no debe haber llegado al punto de ebullición o que haya hervido, y con esta agua deberá llenarse la yerba hasta que haya quedado completamente humedecida, dejándola reposar por 24 horas.

Para curar un mate de madera que sea amargo se aplica un procedimiento diferente, puesto que en este caso se está utilizando un mate completamente amargo, por lo que será necesario que se lave el interior de esta yerba utilizando agua caliente, para que posteriormente se pueda llenar directamente con yerba que haya sido usada antes.

Se debe tener en cuenta que la yerba que ya se ha utilizado no podrá contener azúcar y luego de introducirla se debe dejar secar, aunque se debe estar pendiente de añadirle agua tibia a medida que la yerba se vaya secando, ya que de esta manera se humedece.

Este procedimiento de debe dejar actuar durante toda la noche, aunque será mejor si se deja reposar durante 24 horas, puesto que luego de que haya transcurrido este periodo de tiempo se podrá empezar a usar la yerba de una manera libre.

El método más usado

Generalmente se suele tomar el mate de madera y se le agrega una capa de aceite o de manteca, puesto que esto permite que los poros del mate de sellen, lo que provoca que se alargue la vida de la yerba, pudiendo utilizarla, lavarla y humedecerla las veces que se desee, manteniéndolo constantemente humedecido.

¿Tienes algo para agregar? Hazlo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: